LIMPIEZA EN LA NUEVA NORMALIDAD

“Somos esencialmente iguales, eso es lo que nos ha demostrado la pandemia por COVID-19. Lo que nos une es nuestra humanidad”.

-Plan gradual hacia la nueva normalidad en la CDMX, 2020.

Nuestra obligación como sociedad es cuidar la integridad, salud y bienestar de nuestra comunidad, los seres que nos rodean.

Empresas de cualquier sector, negocios, corporativos y comercios nos vemos en la obligación de cuidar a nuestros colaboradores y clientes dentro y fuera de nuestras instalaciones.

 

Sabemos la importancia y relevancia que ha tenido el tema de limpieza en los últimos meses; por ello queremos dejarte algunas recomendaciones para adaptar tus espacios a está nueva normalidad sin ponerte en riesgo y cuidandonos entre todos.

 1. Desinfecta las áreas de alto contacto. 

Áreas comunes en el trabajo:

  • • Interruptores de luz
  • • Botones en elevadores
  • • Perillas de las puertas/Cerraduras
  • • Superficies de escritorio
  • • Sillas de escritorio
  • • Monitores, teclados y mouse
  • • Tiradores de cajones
  • • Copiadoras/Impresoras
  • • Télefonos/Celulares

Baños:

  • • Grifos y manijas
  • • Inodoros y urinarios
  • • Manijas de puertas
  • • Dispensadores de jabón
  • • Secadores de baños

 2. Medidas de prevención en espacios o instalaciones públicas.

  • • Aplica Gel Antibacterial y toma la temperatura a la entrada de tus instalaciones.
  • • Ubicar un tapete con desifectante para el calzado en todas las entradas.
  • • Usa equipo de protección como cubrebocas, lentes protectores, caretas y guantes.
  • • El lavado de manos deberá ser con agua y jabón y el secado con toallas de papel desechable.
  • • Establecer una sana distancia de 1.5 metros.
  • • La limpieza de suelos deberá ser con cloro y jabón.
  • • Evitar aglomeraciones de personas o disminuir la capacidad de aforo en tus instalaciones.

 3. Cuida tu bienestar personal.

  • • Te sugerimos hacer actividad física en casa, para mantener un estilo de vida saludable.
  • • Llevar una alimentación saludable y equilibrada, una dieta rica en alimentos frescos, como: verduras, frutas, granos integrales, leguminosas y semillas.
  • • Consume con frecuencia verduras y frutas ricas en Vitamina C, como: Naranja, limón toronja, kiwi, papaya, fresas, brocoli, albahaca, pimientos rojos, perejil, etc.
  • • No olvides seguir las buenas prácticas de higiene y desinfección para la selección, manipulación y preparación de tus alimentos.
  • • Evita consumir alimentos altos en grasas o azúcares.
  • • Recuerda consumir entre 6 y 8 vasos de agua al día, para mantener la salud intestinal y reforzar las funciones del sistema inmunológico.