¿TALADRO O ROTOMARTILLO?

Para elegir el taladro o rotomartillo correcto deberás considerar lo siguiente:

¿Que tarea vas a realizar? Y en el futuro que otras tareas podrías realizar
¿Con qué material vas a trabajar?
¿Con qué frecuencia usarás tu taladro?



En general existen 2 tipos de taladros

- Taladros de cable:

Tienen más potencia y velocidad, y son aptos para trabajos más duros, como la perforación de mampostería, ladrillos, granito o la mezcla de pinturas o cemento.

- Taladros inalámbricos:

Son portátiles, ahorran la molestia del cable y la necesidad de un tomacorriente, pero son menos potentes y su autonomía está sujeta a la duración de la batería; sin embargo algunos pueden llegar a tener un rendimiento similar a los taladros con cable.

Rotomartillos.


Tiene la función de golpeteo la cual ayuda en la perforación de concreto, manposteria y materiales de construcción. Es ideal para trabajos pesados que suelen ser cada vez más fuertes.

ESCOGE EL IDEAL PARA TUS PROYECTOS.

Puedes seleccionar un taladro inalambrico si sólo necesitas perforar materiales cómo madera, plástico y metales ligeros y si necesitas atornillar o desatornillar.

Por el contrario si tus proyectos son trabajos más pesados como en construcción ya sea perforar superficies duras como hormigón, concreto, losas, pisos, etc. entonces más que un taladro necesitarás un rotomartillo que tiene la potencia y el golpeteo necesario para ese tipo de trabajos.

 

ENCUENTRA EL IDEAL PARA CASA SÓLO EN CASA CRAVIOTO.